Solo productos orgánicos, desde hace 100 años

La historia de Rigoni di Asiago es sencilla. Es una historia de pasión, amor por la naturaleza y una profunda conexión con los orígenes. Siempre hemos elegido trabajar con ingredientes ecológicos de alta calidad para ofrecer productos buenos para las personas y justos para el medio ambiente. A su tradicional producción de miel, Rigoni di Asiago ha añadido con el tiempo con éxito Fiordifrutta, Dolcedì, Nocciolata y Tantifrutti. Nuestros productos de alta calidad han conquistado a millones de familias, en Italia y, en los últimos años, también en el mundo. Un éxito determinado por el amor al medio ambiente: por una marca que trabaja en la naturaleza y con la naturaleza. Elegir lo orgánico sin concesiones significa creer en un futuro mejor y sostenible para los consumidores de hoy y para las generaciones del mañana. Se trata de un compromiso constante, un camino por el que Rigoni di Asiago optó hace ya muchos años.

Década de 1920

1923 Gracias a la pasión de Nonna Elisa, comienza la producción de miel. Es el comienzo de una gran aventura

Década de 1970

1979 La empresa crece y comienza a diversificarse vendiendo también otros productos.

Década 1990

1990 Apertura de la nueva planta de producción en la meseta de Asiago.
1992 Todos los productos obtienen la certificación ecológica.
1996 Nace Fiordifrutta.

Década de los 2000

2005 Apertura del nuevo centro logístico cerca de Verona.
2006 Fiordifrutta se convierte en líder del mercado (datos Nielsen).
2008 Nacen Nocciolata y Dolcedì.
2009 Después de la filial estadounidense, se abre la filial francesa.
2014 – 2016 Nacen Tantifrutti, Nocciolata Sin Leche, DolceHerbe.
2017 Lanzamiento de la nueva línea de producción dedicada a la Nocciolata en Albaredo d'Adige (Verona).
2018 Nace Nocciolata Bianca.
TOP